3 caramelos populares en el sexo gay.


Los dulces no son solo para los niños, aquí te compartimos 3 caramelos que lucen inocentes pero que en realidad también sirven para el sexo gay.


Si ni comes caramelos desde que eras niño, este artículo te dará dos buenas razones para hacerlo de nuevo: sexo gay. Y es que muchas veces, en nuestro afán por mejorar por nuestras experiencias sexuales, encontramos la forma de darle la vuelta a las cosas con los instrumentos que menos imaginamos.


Si aún no tienes ni idea de cómo juegan los dulces (no drogas) en el sexo gay, en Homosensual lo aclaran. Pero recuerda, no todo tiene reglas estrictas y si quieres ponerte creativo, dale y después nos cuentas.


Las clásicas Halls Negras.

Son uno de los mitos urbanos más populares. Seguro has escuchado que estos caramelos se usan para el sexo gay, ¿pero sabes por qué?


Al parecer su alta concentración de menta los hace ideales para el sexo oral. El principio básico es que la persona que lo práctica, debe hacerlo con una de las pastillas en la boca. El efecto de la menta se expandirá hasta el amiguito de tu compañero, lo que drá un nuevo mundo de sensaciones.


El principio, cualquier dulce con menta debería funcionar. Pero por alguna razón, las Halls negras se han vuelto la opción predilecta de muchos. Si lo vas a intentar, recuerda que la clave está en soplar.


La nueva experiencia: Poppin'n Rock

Este divertido caramelo es uno de los favoritos en el sexo gay. Y sí, también se usa para el sexo oral.


Si no los conoces, estos sobrecitos tienen un polvo carbonatado que con la saliva hacen una reacción divertida. Y si en medio pones a alguien más, puedes terminar teniendo una experiencia mucho más entretenida. Sobre todo para el afortunado al que le toque sentir las 'cosquillitas' que este dulce ofrece.


La vieja confiable: el chocolate.

El chocolate es unos de los máximos afrodisíacos. Usarlo no da ninguna sensación particularmente extraña, pero a muchos les produce mucho morbo usarlo. Las formas en que puedes ocuparlo son bastantes variadas, pero en general se suele usar en su forma líquida sobre las zonas más sensibles de tu cuerpo. La idea es probarla usando a tu pareja como un plato, en el que no quieres dejar ni una gota de chocolate. No obstante, si lo vas a intentar te recomendamos no usar versiones con azúcar, tus zonas erógenas te lo agradecerá.



Fuente: Homosensual.com



CM STUDIOS. Estudios webcam en Pereira.


0 vistas